Agendar Llamada ¿Necesitas asesoria?      |      Icono atención 01 800 7777 246        
Cuál es la mejor caja fuerte

Cuál es la mejor caja fuerte

08/09/2017

Cómo elegir una caja fuerte

Para poder comprar la caja fuerte ideal, lo mejor es tener una serie de datos en cuenta a la hora de realizar la compra. Si los tienes en cuenta, la tarea será mucho más sencilla de lo que pensabas. Entre otras cosas, tendrás que mirar el tamaño, el uso que la vas a dar, el presupuesto…

Si quieres proteger algo, la caja fuerte seguramente sea la opción más barata. Te garantizará que los documentos, dinero u objetos están a buen recaudo.

Pero para que puedas realizar una buena compra, vamos a realizar una serie de preguntas con respuestas. Con estas preguntas esperamos que te sea mucho más fácil elegir la mejor alternativa.

¿Qué uso le vas a dar a la caja fuerte?


Seguramente estés buscando un modelo de caja fuerte que te ayude a guardar tus cosas para que nadie te las pueda robar. Pero para esto también hace falta que en el interior de la caja fuerte las cosas estén protegidas. Para ello debes mirar que la caja sea resistente al fuego, a la humedad, al agua y sobre todo sea resistente a los intentos de robo.

Antes de acudir a la tienda, es muy importante tener claro el uso que se la va a dar, ya que en ocasiones no es necesario adquirir el mejor modelo del mercado. Aunque en otras ocasiones, sí que puede ser interesante comprar el mejor modelo.

¿Qué protección comprar?


Las cajas fuertes se regulan en diferentes grados. Dependiendo del nivel de seguridad que estés buscando, deberás apostar por un modelo o por otro. Estos grados van desde el 1 hasta el 9.

Normalmente, las cajas fuertes usadas en viviendas no suelen ser homologadas bajo estos grados. Realmente no necesitan tener tanta protección como por ejemplo necesitan las cajas fuertes de las joyerías o de los bancos. Además, la policía ha demostrado que los ladrones siempre quieren robar las cosas que son fáciles de robar. Es decir, los ladrones intentarán abrir la caja fuerte, pero si no la consiguen robar, no se la llevarán a la fuerza, ya que es un objeto muy pesado. Por este motivo, para evitar que se la lleven fácilmente, puede ser interesante comprar un modelo con un peso elevado. Así forzarás al ladrón a abrirla, perderá tiempo y si es segura, no conseguirá llevarse los objetos guardados en el interior de la caja fuerte.

¿La caja fuerte debe ser resistente al fuego?


No es algo obligatorio, pero personalmente sí que te lo aconsejo. El riesgo de sufrir un incendio en una vivienda no es muy elevado, pero siempre hay una pequeña probabilidad de que se produzca. Además, si el fuego es grande, este fuego puede provocar daños en la caja fuerte y sobre todo en los objetos que hay en el interior. Para evitarlo, siempre debes comprar una caja fuerte que proteja las cosas del interior de la caja fuerte del fuego.

En este caso, podrás apostar por comprar diferentes cajas ignífugas. Por ejemplo, si vas a guardar papeles en su interior, deberás comprar una caja ignífuga que no permita tener una temperatura superior a los 150º en el interior.

Si guardas cosas más delicadas como cintas o dvd entre otras cosas, entonces deberás buscar modelos que no permitan superar los 50º en el interior de la caja. En caso de superarse esta temperatura, los objetos podrían sufrir daños irreparables.

Debes mirar el tiempo que resistirá la caja fuerte expuesta al fuego. Algunos modelos solo aguantan 30 minutos, mientras que otros pueden tener una resistencia superior a la hora. Toda esta información la podrás ver rápidamente en cada caja.

¿La caja fuerte debe ser resistente al agua?


A día de hoy la gran mayoría de cajas fuertes no suelen estar preparadas para proteger los objetos de su interior del agua. Pero poco a poco cada vez más modelos incluyen esta característica. Normalmente el agua no suele ser un problema, pero en ocasiones si que lo puede presentar. Por este motivo, si tienes la oportunidad de comprar un modelo que te ofrezca este tipo de protección, te recomiendo que apuestes por ella.

Pero lo que sí es importante es que mires si protege tus cosas de la humedad, sobre todo si vas a guardar papeles o materiales sensibles a la humedad. Este es un factor a tener muy en cuenta para evitar llevarte un susto cuando abras la caja. Si no protege de la humedad y en la habitación existe, la misma dañara los objetos. Si tardas mucho en abrir de nuevo la caja, puede que por ejemplo los papeles te los puedas encontrar en muy mal estado.

 

 

Cajas fuertes para guardar armas de fuego


Si lo que buscas es comprar una caja fuerte para guardar armas de fuego en su interior, debes saber que hay modelo que han sido diseñados para este fin.

Recuerda, las armas siempre deben ser guardadas en cajas fuertes de alta seguridad y adaptadas para este fin. Esto no lo decimos nosotros, sino que lo dice la ley. Así se evita que cualquier persona pueda tener acceso a la pistola o el arma. Dependiendo del arma que se quiera guardar, la caja fuerte tendrá que ser de un grado u otro.

Tipos de cajas fuertes


En el mercado hay muchos tipos de cajas fuertes. En esta ocasión vamos a realizar una clasificación especial, para que te sea un poco más sencillo elegir el tipo de caja que mejor se adapta a tus necesidades. Para ello nos vamos a centrar en los tipos según la utilidad que se les da.

Para custodia de objetos de valor como documentos, joyas o dinero entre otros.
Cajas con ranura para poder meter el dinero sin tener que abrirla.
Caudalitas. Son pequeñas cajas de seguridad, las cuales son perfectas para tener a buen recaudo el efectivo.
Hay modelos perfectos para guardar las llaves de un negocio.
Cajas ignífugas. De este tipo ya hemos hablado en la parte superior.
Cajas de seguridad portátiles.
Cajas para guardar armas.

 


¿Qué debo mirar al comprar una caja fuerte?


Es muy importante tener en cuenta el tamaño. Dependiendo de lo que quieras guardar, deberás comprar una caja más grande o más pequeña. Para comprar el modelo perfecto, puede ser una buena idea juntar las cosas que queremos guardar en su interior. Así podremos mirar el volumen que ocupan. Conociendo estos datos, adquirir el tamaño perfecto será mucho más sencillo. En cambio, si no dispones de esa información, entonces deberás comprar un modelo un poco a ojo.

Dependiendo del uso que se le vaya a dar a la caja, deberás comprar un modelo con un tipo de cierre u otro.

Otra de las cosas que mirarás es el precio. Realmente el precio va ligado al nivel de seguridad que ofrecen las cajas. Cuanta más seguridad busques, más cara será. Si buscas seguridad, puede ser muy interesante invertir el dinero que haga falta. Tienes que mirar esta inversión como un ahorro a medio y largo plazo, ya que tendrás tus cosas a buen recaudo sin tener que pagar por que te las cuiden. Muchas personas tienen sus cosas en cajas fuertes en los bancos, pero a la larga salen perdiendo. El coste finalmente será mucho más elevado. No olvides que una caja fuerte te puede durar toda o casi toda la vida, por lo que el gasto realmente no es tan elevado como podría parecer en un primer momento. Siempre que puedas, apuesta por comprar la máxima calidad posible, en el futuro lo agradecerás.

¿Dónde instalar una caja fuerte?


Dependiendo de las características de tu casa y de la caja fuerte, podrás ponerla en un sitio u otro. Lo importante es que la misma no quede a la vista.

Por ejemplo, se ha demostrado que los ladrones siempre van a la habitación a buscar la caja fuerte para intentarla forzar. Para evitar que la encuentre fácilmente, lo mejor es no ponerla en la habitación. Siempre debes ponerla en lugares en los cuales pienses que los ladrones no buscarán. Al igual que no te recomendamos ponerla en la habitación, tampoco es una buena idea ponerla detrás de un cuadro. Esto ya está muy visto.

En el caso de comprar una caja fuerte diseñada para aguantar la humedad, entonces puede ser una buena idea llevarla al sótano. En este lugar los ladrones no mirarán, por lo que tu caja podrá estar mucho más segura.

A la hora de instalarla, siempre debes solicitar ayudar a un profesional de confianza. Así conseguirás que la instalación sea perfecta y sobre todo evitarás que se pueda ir de la lengua y decir a los ladrones donde te ha instalado la caja. Y si tienes conocimientos, siempre puedes realizar esta pequeña obra tú. Así nadie sabrá si tienes o no caja fuerte en casa.